El Abuso del Sistema (IV)

La segunda de las querellas interpuestas ha sido resuelta hoy, también favorablemente, y sin haber llegado a juicio.  A primera hora de la mañana he recojido el cheque depositado por la compañía eléctrica en el Juzgado de Primera Instancia.  La cifra son unos desdeñables 16’82 euros, pero cuando Endesa me notificó que necesitaba una cuenta bancaria para devolverme lo que es mío, sonó a coacción.
Quiero recordar a los lectores que esta sublevación comenzó con una carta dirijida al Defensor del Pueblo, publicada el 23 de febrero en este blog.  Aunque lo verdaderamente indignante fue la respuesta del Defensor, y que ahora se está desbaratando.  Dice así:

“No procede nuestra intervención, ya que el nuevo sistema establecido se ajustaría a la vijente normativa”.

Y más aún, en la introducción a esta carta, precisa:

“El Defensor del Pueblo tiene encomendada la defensa de los derechos comprendidos en el Título I de la Constitución”.

Sin embargo, es el Título I (artículos 16 -libertad ideolójica- y 17 de la Constitución) el que usa el juez como fundamento de derecho en la sentencia que me dio la razón contra el Servicio Estatal de Empleo.
Esto me recuerda aquella frase que aparecía pintada en las calles de Nueva York en la novela gráfica Watchmen (gión de Alan Moore):  ¿Quién vijila a los Vijilantes?
En este caso habría que escribir:  ¿Quién nos defiende del Defensor?

P.D.   Aún queda pendiente la resolución del conflicto con ese holding de empresas llamado Junta de Andalucía.  Informaré del resultado a los lectores.


Continuación... El Abuso del Sistema (y V)

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Gramáticas inútiles. Colores imposibles.

Las granjas WWOOF

Anarquismo emocional y neorreligiones