Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Re-presentación

Imagen
Re-presentarse es volver a presentarse. Anunciar una nueva declaración de intenciones. Los tiempos han cambiado, y los discursos deben cambiar también con ellos. Un discurso comprometido no tiene solamente dos caminos: a favor o en contra. Hay un tercer tipo, que es el discurso evasivo (no confundir con el discurso neutral). Este blog ha seguido hasta ahora dos líneas: una dinamitera y peleona, y otra más creativa, utópica y evasiva. Esta última es la única dirección que voy a seguir a partir de ahora. En realidad, hacer eso es también un acto subversivo. El ambiente social se está enrareciendo en Europa. Se afilan los cuchillos. La crispación se hace irrespirable, y no quiero que mi blog contribuya a esta podredumbre.

El discurso evasivo-constructivo es más eficaz que el discurso destructor. Es algo demostrado, porque la literatura está llena de rabietas, y la condición humana no ha cambiado por ello. De hecho, a veces pienso qué sería de nosotros, los que peleamos contra la Iglesia, …

Feliz día nuevo

Imagen
Walking es otro ensayo filosófico de Thoreau. Es posterior a Walden, y continúa sus formas e intenciones, su naturalismo casi místico. No es un libro al uso, porque habla de las bondades de caminar por el campo, pero no para mejorar la salud física o psicológica del caminante, sino para mejorar la sociedad, se podría decir, en un sentido simbólico.
Alaba sobre todas las cosas lo auténtico, salvaje y natural, en contra del falso protocolo de los hombres, su aborregamiento y domesticación: "Dadme por amigos y vecinos hombres salvajes, no hombres domesticados" (Walking)

El protocolo esclaviza a los hombres. Observando a mis perros puedo comprobar qué cierto es eso, y pongo en duda quién es dueño de quién:
Mientras todos los humanos occidentales cambiamos al mismo tiempo la hora de nuestros relojes para adaptarnos a no sé qué convenio internacional, los animales sólo esperan a que el sol ilumine y caliente para empezar su actividad diaria, dándonos una lección de sensatez.
Mientras l…