Prohibida la entrada a perros (II)

Como conté en la entrada anterior, pretendo concienciar sobre el trato hacia las mascotas, con esta serie de escritos dirigidos al ayuntamiento de una ciudad española. Habiendo pasado el límite legal para responder al escrito referido en dicha entrada, hoy he tramitado el segundo, un poco más agresivo que el anterior, legalmente hablando. También tuve una reunión con el concejal, que me dijo estar muy interesado en el asunto, y que respondería a mi consulta. Ya sabemos que los políticos son de todo menos fiables, por lo que no hubo respuesta ni interés:
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Que la Iglesia pague el IBI

Anarquismo emocional y neorreligiones