Caso de presunta prevaricación policial

Hace algunos años presencié un abuso de la policía de España, en el que se encontraban involucrados unos perros, que narré en este blog (leer aquí)A continuación publico el escrito que he dirigido a una comisaría de la policía española, que no deja lugar a dudas de que a algunos de estos funcionarios los contratan muy a la ligera. Como aquella vez, ahora también hay un perro con un papel protagonista en la historia:

Comentarios

Entradas populares de este blog

Firmas contra el ruido de las campanadas (II)

Que la Iglesia pague el IBI

"¿Quién debe llevar el bozal?" Vodevil en dos actos