Las máquinas de Descartes



Sin ánimo de parecer pedante ni exhibicionista, porque lo primero no me acarrea nada bueno, y porque lo segundo es función de otro tipo de blogs, quisiera contarles a ustedes
  • que estudié el idioma portugés quizá sólo por esa gran película de Manoel de Oliveira llamada Non, ou a vã glória de mandar,
  • que lo bueno de haber aprendido alemán es poder leer Die Verwandlung de Franz Kafka en su versión orijinal, sin las derivas de las traducciones,
  • que mis conocimientos sobre historia del arte se vieron muy favorecidos desde que aprendí el italiano,
  • que lo mejor de entender inglés es poder comprender la letra del Nightswimming de R.E.M.,
  • que aprendí esperanto con la esperanza de no tener que estudiar más idiomas,
  • pero que nunca estudiaré francés, para no saber lo que se dice en esta frase: La France déclare taureaux patrimoine culturel immatériel.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Gramáticas inútiles. Colores imposibles.

Anarquismo emocional y neorreligiones

Las granjas WWOOF